Ejemplos de Texto de Acompañamiento

  • Cada vez Él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.
  • ¿Te sientes débil e impotente? Siempre hay ayuda de Dios.

Fuentes Usadas