Ejemplos de Texto de Acompañamiento

  • Nuestro Dios no tiene rival.
  • El diablo no es rival para Dios, por eso no tiene poder sobre ti.

Fuentes Usadas