Ejemplos de Texto de Acompañamiento

  • No permitas que el día te conquiste. ¡Conquista el día!
  • Eres un hijo de Dios. Eres un heredero de la eternidad. ¡Puedes hacerlo!

Fuentes Usadas