Ejemplos de Texto de Acompañamiento

  • No importando tu situación, confía en que la luz de Dios brillará.
  • Tanto el día como la noche te pertenecen; tú creaste el sol y la luz de las estrellas.

Fuentes Usadas