Ejemplos de Texto de Acompañamiento

  • Si la gracia es un océano, todos nos hundimos.
  • ¡La gracia de Dios es sin fin!

Fuentes Usadas